| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Moderna
 

AUSTRIALIA, AUSTRALIA, ¿O QUÉ?

Los portugueses fueron los primeros europeos de los que se tiene noticia que llegaron a las costas de Australia, en fecha tan temprana como 1522, es decir, 80 años antes que los españoles Torres y Quirós merodeasen por las antípodas, un siglo antes de los avatares del holandés Abel Tasman por los mares del sur y doscientos y pico años antes que al dichoso capitán Cook se lo zampasen los nativos de aquellos lares.

Cristopher (o Cristovão) de Mendonça, un marinheiro, esa especie única de hombres que cambió el mundo entre los siglos XV y XVII atreviéndose a ir donde nadie había ido antes, llegó a Botany Bay y la cartografió detalladamente. Portugal mantuvo el secreto para que nadie se les adelantase y tomase posesión de aquello que sus marinos habían sido supuestamente los primeros europeos en ver. El descubrimiento se ha realizado gracias a un mapa que un escritor australiano, Peter Trickett incluyó en su libro "Beyond Capricorn" y que encontró en una librería de Canberra por casualidad. Otras fuentes ponen dicho descubrimiento en una biblioteca de Los Angeles.

Unas décadas después de Mendonça, en 1606 un marino español llamado Luis Váez de Torres navegó por aquellos mares durante meses y, sin saber que se encontraba a sólo unas pocas millas del gran (y único) continente austral, regresó a Filipinas para enviar a Madrid una pormenorizada relación de sus viajes. Según algunas fuentes, no avistó las costas australianas, aunque otros aseguran que durante su travesía se topó no sólo con islas australianas sino también el propio continente, al que confundió con una isla. En cualquier caso, el estrecho que separa Australia de la isla de Nueva Guinea se denomina Estrecho de Torres. Por algo será.

El geógrafo escocés Alexander Darymple tradujo al inglés un memorial acerca del viaje de Torres, escrito por Juan Luis Arias de Loyola alrededor de 1765. Una copia fue utilizada por Joseph Banks en su viaje con el Capitán Cook en 1768. Darymple dio su nombre al Estrecho de Torres en honor al navegante español.

En el 2006 se conmemoró el IV centenario de dos de estos viajes, los de Quirós y Torres en 1605-1606, y, más en concreto, de tres hechos que tuvieron lugar en los mismos: el nombre de Australia; el primer avistamiento del continente por navegantes españoles, y la primera navegación europea del estrecho que lleva el nombre de Torres.

El 14 de mayo de 1606 el capitán Pedro Fernández de Quirós desembarcó en Vanuatu (hasta hace unos años, en los mapas se denominaban Nuevas Hébridas), creyendo que era el continente austral y tomó posesión de esas islas y territorios hasta el Polo, en nombre de Felipe III, rey de España y Portugal, por entonces unida a la monarquía hispánica. En honor de la dinastía (la Casa de Austria) y del día imponiéndoles el nombre de Austrialia del Espíritu Santo.

No debía conocer (o no quería reconocer) que Australia o Austrialia o como llamasen a su tierra los nativos, pertenecía a los aborígenes australianos desde hacía miles de años, y que quizás no deseaban ser "descubiertos". Los habitantes de las islas indonésicas conocían estas tierras. Los habitantes de las islas neo-zelandesas conocían estas tierras, y comerciaban con sus habitantes.

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria